Welcome 2018

Año nuevo… ¿Vida nueva?

 
Pues sinceramente… vida nueva no lo sé porque cada año estoy más arrugada, más cansada y lo único que me apetece es ponerme el pijama e irme a dormir.

La noche del 31 de diciembre al 1 de enero pasamos del año 2017 al 2018. Desde luego es buen momento para hacer balance sobre nuestras vidas. En estos días es bastante normal que nos empecemos a plantear aquellos aspectos que nos gustaría cambiar y mejorar, si todavía no lo has hecho… ¿Porqué no empiezas?

 
Parece que el último y primer día del año tiene una mágia especial que nos permite  formular deseos con la esperanza de que  se cumplan.
De hecho estudios realizados en universidades de Inglaterra afirman que estos deseos se cumplen con más facilidad si sigues los siguientes pasos:
 
– Formula tus deseos en voz alta y que todo el mundo te oiga bien… Borracha no vale, ¿eh?
 
– Márcarte un objetivo concreto y proponte un premio si lo consigues. 
 
Te pongo un ejemplo: si dejo de fumar me regalo un coche nuevo. (Se que hay crisis pero hay quien se lo puede permitir y sólo es un ejemplo!:)
 
– Explica a las personas que te rodean que te metan presión para lograr tus objetivos. (Madre, padre, marido, ex, amigo con derecho, mejor amiga, hijo, hija, vecina coñazo, etc.)
 
– Hazte a la idea de que para cumplir tus buenos propósitos no basta con desearlos sino que vas a tener que cambiar algo de tu actitud, pensamiento y acto… Eso se llama VOLUNTAD.
 
Bueno, dicho esto haz una breve reflexión y piensa… “¿Cómo quiero que sea mi 2018?”
 
Las proposiciones que más se plantea la gente te las voy a formular a continuación y la mejor manera de afrontarlas es la siguiente: 
  • Asume tu responsabilidad: no siempre ‘el mundo’ es el responsable de nuestra situación. Somos los responsables de nuestros actos y nuestros sentimientos, y sólo nosotros podemos influir sobre ellos.
  • Redacta un listado con las cosas que desearías cambiar: no pretendas realizar todos los cambios a la vez. Realizar los cambios uno a uno.
  • Fíjate un objetivo: saber cuál es nuestra meta y trazar la estrategia que nos ayude a conseguirlo. El objetivo debe ser siempre realista.
  • Elimina la expresión ‘no puedo’ porque ya implica un límite: se puede conseguir todo lo que se proponga siempre que crea en la posibilidad de conseguirlo. Si estás convencido de que será imposible adelgazar o dejar de fumar, nunca tendrá éxito.
  • Imagínate el éxito: imagínese luciendo dos tallas menos, tomando un café con sus amigos sin necesidad de fumar o realizando ese trabajo creativo con el que siempre soñó. Si puede imaginarlo, también puede conseguirlo.
  • Pensar siempre en positivo: por ejemplo: “No puedo dejar de fumar…me libero de la necesidad de fumar.”:) 

 
 

o …
Nunca podré adelgazar…………Me gusta como soy. Poco a poco me libro de los kilos que me sobran”:) oooo -“Cada vez tengo menos posibilidades de cambiar de trabajo…………Estoy abierto y receptivo a nuevas posibilidades laborales”:) oooo ” Me resulta dificil entablar nuevas amistades…………..Es muy fácil hacer amigos” o … “Soy incapaz de encontrar pareja…………Mi pareja ideal está esperándome y la encontraré en el momento adecuado:)”

 

 
Desde WPt te queremos desear una FELIZ ENTRADA DE AÑO 2018… Un año lleno de esperanza y de ilusión y en que sobretodo deseamos que seas muy feliz logrando aquellas pequeñas cosas que siempre has deseado.
 
 
 
FELIZ AÑO NUEVO chicas!
 
Porque valemos un mundo;)
 
 
Maria Rossich Darder
WPt 
15 Comments

Post A Comment

EnglishSpanish