Noviembre= Perezosa

Queridas lectoras, hoy me toca ser una mezcla de entre comprensiva y cañera. Nos adentramos en meses en los que movernos nos cuesta más que nunca así que os voy a dar más de un motivo por el que moveros con energía y buen rollito.

 

Para iniciar este post nos vamos a poner en situación… Finde, tarde nublada, hace frío y no se me ocurre mejor plan que manta, sofá y Netflix. Seamos sinceras con nosotras mismas, la serie a la que estamos enganchadas nos entretiene y nos hace desconectar, y eso está muy bien, pero hasta un punto.

Este mes han entrado los jerseys en nuestro armario y eso nos hace volvernos más pasivas y aletargadas… Es como si, en cierto modo, invernásemos. Nos hacemos una bolita envuelta en mantas peludas y nos da por comer y comer sin a penas mover nuestro cuerpo serrano. Además comemos sin pena ni gloria porque claro, como no tenemos que lucir carnes… “Good bye remordimiento de conciencia”.

Yo lo único que quiero hacer es que os deis cuenta de que en estas épocas de frío es cuando realmente coger peso graso es más fácil, y tres cuartos de lo mismo ocurre con perder masa muscular .

 

ACTIVIDAD FÍSICA EN OTOÑO- INVIERNO

Mi consejo es claro, reposar y recuperar es necesario, claro que sí, pero tratad de mantener un día a día activo. Noviembre es el mes en el que todo el mundo se da de baja en los gimnasios y eso NO PUEDE SER, pero no por mi no… sino por vosotras mismas. No olvidéis que el deporte no sólo nos mantiene en forma, sino que su práctica transciende y va a un plano mucho más profundo de lo que os creemos. Hacer ejercicio nos empodera y fortalece, y dejar de practicarlo nos expone a ser víctima de cambios de humor, bajones o depresiones.

Hacer ejercicio nos mantiene vivas y nos hace vivir el día a día de una manera más completa y energizarte. Haz los ue quieras, al aire libre (excursiones, paseos activos, running, ski) o indoor (sesiones dirigidas en el gym, entrenamiento en casa, planes a distancia, gimnasia en el salón…). La cuestión es muy sencilla, ¡MUÉVETE!

ALIMENTACIÓN EN OTOÑO- INVIERNO

Otro de los consejos que os quería dar era que cuando cambia el tiempo cambia la forma de alimentaros. Esa puede ser la mejor parte, el invierno y el frío nos llama a tomar platos calientes y mi consejo es que tiréis mucho de cremas de verduras ya que son muy nutritivas y si las elaboráis con cuidado y mimo seguro que las disfrutaréis muchísimo. Mantener un orden en nuestras comidas es esencial también. Desayunar fuerte alimentos saludables y de alta calidad energética (viva la avena, el yogurt, la fruta, las semillas y los frutos secos. Merendar a media mañana siempre alimentos muy sanos (si queréis perder peso di no al pan gracias). A mediodía come bien, una porción importante de proteínas, hidratos de buena calidad, verduras y ojo con os postres ultra-azucarados.
A media tarde unos frutos secos (10 piezas) o alimentos proteicos (jamón, huevo… sin pan) y cena no demasiado tarde ligera y super sana.

 

Y esto es todo amigas mías, deseosa estoy por publicar mi próximo post en el que os hablaré de nuestra nueva sección 🙂 Hasta la semana que viene.

No Comments

Post A Comment

EnglishSpanish