TACONES: PROS Y CONTRAS

¿Eres de las que no sabe vivir sin unos buenos zapatos de tacón? Hoy hablamos de los pros y contras

Si bien es cierto que yo y mi metro 77 cm no somos grandes amantes del uso de tacones, sí es cierto que me gusta vestirme divina de la muerte y entafarrarme unos de vez en cuando para subirme la moral.

Cuando llevo más de 2 horas llevando tacones me siento incómoda, cansada, me duelen los pies. Tengo siempre una solución, se llaman bailarinas o «all star» y casi siempre me acompañan en mis excursiones en zancos. Cuando me canso me siento a ¡ala!, a tomar por saco mi  1.87 de altura y vuelvo a sentirme en a media nacional, una más, a mi rollo.

De verdad que admiro a las mujeres estupendísimas que se van a cualquier lado subidas en sus zapatitios de tacón. Abogadas, banqueras, secretarias, todas practicantes de ese deporte de alto riesgo que les supone tener una musculatura del tren inferior macro desarrollada para no torcerse un tobillo o romperse una rodilla en un mal gesto.

Creeréis que bromeo con lo de musculatura macro desarrollada, pero no. De hecho cuando los entrenadores queremos que un deportista no se lesione le hacemos entrenar sobre superficies inestables para así reforzar su musculatura y que sus articulaciones se sostengan mejor (que no se tuerzan un tobillo, por ejemplo). Así que si llevas tacones a menudo ya te digo que es probable que tu musculatura estabilizadora de tobillos y rodillas esté bien trabajada.

Hay mujeres que llevan tacones a diario, que nunca dejan descansar sus pies, eso no es del todo bueno.

Evidentemente la posición que adopta el pie dentro de un zapato de tacón no es una posición natural. El peso del cuerpo está descompensado sobre la planta del pie lo cual no sólo acaba por desarrollar dolores, sino que también deformaciones óseas permanentes, como por ejemplo los juanetes, quienes, por cierto, tienen muy difícil solución y casi siempre acaban en los quirófanos.

Lo más genial de ponerte tacones es sentirte mega pibón. Los tacones parecen tener superpoderes de mejora de la autoestima y mejora de la definición de la silueta de una mujer. ¿Tienes un mal día? Ponte tacones:)

Al ponernos tacones nos estilizamos, nos vemos mejor, más altas, más guapas, más… ¡más todo!

Yo particularmente, cuando me pongo tacones puedo con todo y con todos… me contoneo de lado a lado cual sirena de Mediterráneo… jajaja, bromeo pero es algo del estilo;)

Cuando una se pone tacones estira la espalda, esto supone que la higiene postural y colocación se vean mejoradas. Vamos rectas, ya no arqueamos la espalda, el porqué es claro, pruébalo y ya verás como mantener el equilibrio es algo más complicado.

De todos modos, para aquellas que no estén acostumbradas a mantener una buena postura, el esfuerzo de mantenerla puede hacer que se creen pequeñas sobrecargas en la zona lumbar, por eso es importante que siempre tratemos de llevar una buena postura, con o sin tacones.

Nuestras piernas trabajan más, es obvio que al estar subidas entre 7 y 10 cm por encima de lo que suele ser la normalidad nuestras piernas han de hacer un mayor trabajo.

Los cuádriceps, los gemelos, glúteos, el soleo y los isquios realizan una fuerza mayor para progresar en los movimientos de desplazamiento. Así, si para subir un escalón de 25 cm se necesita una fuerza X, los 25 cm + los 7 cm del tacón suponen una mayor implicación muscular.

A ver chicas, no nos flipemos, esto no quiere decir que llevar tacones adelgace, quiere decir que tiene sus pros y sus contras.

Bajo mi punto de vista tiene más perjuicios que beneficios, pues llevar tacones a diario puede dañar seriamente la estructura de nuestros huesos del pie, pero estoy contigo en que de vez en cuando hace mucha ilusión.

Si no tienes más opción o eres una cabezota de campeonato, deja que te haga algunas recomendaciones por tu bien:

  • Camina bien, si no sabes caminar practica con tacones más bajos y trabaja en progresión. Hay clases de aprender a caminar en tacones.
  • La comodidad es muy importante, elige unos zapatos que te sean cómodos.
  • No te pases con la altura, llevar tacones demasiado altos hace que los pasos sean poco naturales, parecerás un pato aunque te creas que no, y esa altura es sólo perjudicial.
  • Fuera tacones de aguja, la base de sustentación es demasiado paja, ello supondrá que tengas que mantener toda tu musculatura en tensión y hará que te encuentres mal. Las tensiones musculares de la zona cervical dan serios dolores de cabeza así que ándate con ojo.
  • Busca plataformas o tacones anchos, este aspecto es para aportar mayor estabilidad a tu cuerpo. Menor esfuerzo supone mayor relajación.
  • Elige zapatos con buena sujeción. Es importante que fijen bien el pie al zapato para que éste no baile. Un mal traspiés puede suponer tu baja labora.
  • No los uses a diario.

Ala, toma nota;) Hasta la semana que viene

Maria Rossich

WOMAN PERSONAL TRAINERS

 

8.394 Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

TACONES: PROS Y CONTRAS

¿Eres de las que no sabe vivir sin unos buenos zapatos de tacón? Hoy hablamos de los pros y contras

Si bien es cierto que yo y mi metro 77 cm no somos grandes amantes del uso de tacones, sí es cierto que me gusta vestirme divina de la muerte y entafarrarme unos de vez en cuando para subirme la moral.

Cuando llevo más de 2 horas llevando tacones me siento incómoda, cansada, me duelen los pies. Tengo siempre una solución, se llaman bailarinas o «all star» y casi siempre me acompañan en mis excursiones en zancos. Cuando me canso me siento a ¡ala!, a tomar por saco mi  1.87 de altura y vuelvo a sentirme en a media nacional, una más, a mi rollo.

De verdad que admiro a las mujeres estupendísimas que se van a cualquier lado subidas en sus zapatitios de tacón. Abogadas, banqueras, secretarias, todas practicantes de ese deporte de alto riesgo que les supone tener una musculatura del tren inferior macro desarrollada para no torcerse un tobillo o romperse una rodilla en un mal gesto.

Creeréis que bromeo con lo de musculatura macro desarrollada, pero no. De hecho cuando los entrenadores queremos que un deportista no se lesione le hacemos entrenar sobre superficies inestables para así reforzar su musculatura y que sus articulaciones se sostengan mejor (que no se tuerzan un tobillo, por ejemplo). Así que si llevas tacones a menudo ya te digo que es probable que tu musculatura estabilizadora de tobillos y rodillas esté bien trabajada.

Hay mujeres que llevan tacones a diario, que nunca dejan descansar sus pies, eso no es del todo bueno.

Evidentemente la posición que adopta el pie dentro de un zapato de tacón no es una posición natural. El peso del cuerpo está descompensado sobre la planta del pie lo cual no sólo acaba por desarrollar dolores, sino que también deformaciones óseas permanentes, como por ejemplo los juanetes, quienes, por cierto, tienen muy difícil solución y casi siempre acaban en los quirófanos.

Lo más genial de ponerte tacones es sentirte mega pibón. Los tacones parecen tener superpoderes de mejora de la autoestima y mejora de la definición de la silueta de una mujer. ¿Tienes un mal día? Ponte tacones:)

Al ponernos tacones nos estilizamos, nos vemos mejor, más altas, más guapas, más… ¡más todo!

Yo particularmente, cuando me pongo tacones puedo con todo y con todos… me contoneo de lado a lado cual sirena de Mediterráneo… jajaja, bromeo pero es algo del estilo;)

Cuando una se pone tacones estira la espalda, esto supone que la higiene postural y colocación se vean mejoradas. Vamos rectas, ya no arqueamos la espalda, el porqué es claro, pruébalo y ya verás como mantener el equilibrio es algo más complicado.

De todos modos, para aquellas que no estén acostumbradas a mantener una buena postura, el esfuerzo de mantenerla puede hacer que se creen pequeñas sobrecargas en la zona lumbar, por eso es importante que siempre tratemos de llevar una buena postura, con o sin tacones.

Nuestras piernas trabajan más, es obvio que al estar subidas entre 7 y 10 cm por encima de lo que suele ser la normalidad nuestras piernas han de hacer un mayor trabajo.

Los cuádriceps, los gemelos, glúteos, el soleo y los isquios realizan una fuerza mayor para progresar en los movimientos de desplazamiento. Así, si para subir un escalón de 25 cm se necesita una fuerza X, los 25 cm + los 7 cm del tacón suponen una mayor implicación muscular.

A ver chicas, no nos flipemos, esto no quiere decir que llevar tacones adelgace, quiere decir que tiene sus pros y sus contras.

Bajo mi punto de vista tiene más perjuicios que beneficios, pues llevar tacones a diario puede dañar seriamente la estructura de nuestros huesos del pie, pero estoy contigo en que de vez en cuando hace mucha ilusión.

Si no tienes más opción o eres una cabezota de campeonato, deja que te haga algunas recomendaciones por tu bien:

  • Camina bien, si no sabes caminar practica con tacones más bajos y trabaja en progresión. Hay clases de aprender a caminar en tacones.
  • La comodidad es muy importante, elige unos zapatos que te sean cómodos.
  • No te pases con la altura, llevar tacones demasiado altos hace que los pasos sean poco naturales, parecerás un pato aunque te creas que no, y esa altura es sólo perjudicial.
  • Fuera tacones de aguja, la base de sustentación es demasiado paja, ello supondrá que tengas que mantener toda tu musculatura en tensión y hará que te encuentres mal. Las tensiones musculares de la zona cervical dan serios dolores de cabeza así que ándate con ojo.
  • Busca plataformas o tacones anchos, este aspecto es para aportar mayor estabilidad a tu cuerpo. Menor esfuerzo supone mayor relajación.
  • Elige zapatos con buena sujeción. Es importante que fijen bien el pie al zapato para que éste no baile. Un mal traspiés puede suponer tu baja labora.
  • No los uses a diario.

Ala, toma nota;) Hasta la semana que viene

Maria Rossich

WOMAN PERSONAL TRAINERS

 

5.318 Comments