Preparación al parto ¿cómo reducir la probabilidad de la episiotomía?

Hola a tod@s de nuevo:

Una vez más me pongo a vuestra disposición para poneros al corriente de mis investigaciones durante la experiencia que está siendo mi embarazo. Actualmente me encuentro en el 8º mes de emabrazo y empieza a preocuparme cada vez más el llevar a cabo un buen parto y un buena recuperación del mismo.

Durante este artículo os quiero hablar fundamentalmente de aspectos relacionados con la episiotomía, trabajo de prevención de la misma y consejos para evitarla.

El Periné:

El periné es un conjunto de musculos que se encuentran en la base del tronco de hombre y mujeres, básicamente se sujetan en los huesos de la cadera y sus funciones van desde el control de apertura y cierre se los esfínteres hasta la sujeción de las vísceras del bajo vientre. 

En la mujer el perineo pasa por delante, donde está la vulva y por detrás, bordeando el ano, todos separados por un puente cutáneo. En él se encuentra la zona fibrosa que constituye un elemento de soporte esencial de los órganos genitales internos… La destrucción de esta zona propicia el desplazamiento de los órganos (lo que se conoce como prolapso).

Por diferentes circunstancias no es raro que el perineo se rasgue durante el parto. 

Ante una situación del peligro del bienestar del bebe durante el parto u otras complicaciones que se puedan dar, en algunos casos (30%), durante el parto se efectúa un corte quirúrgico en el perineo (episiotomía), para prevenir un mal desgarro (no siempre efectivo) , acelerar el parto, etc. 

Los músculos y las aponeurosis del perineo femenino tienen la misma disposición general que el perineo masculino. Las principales diferencias se deben a la separación del aparato genital (vagina) del urinario (uretra) al momento de traspasar la región perineal anterior (diafragma urogenital).

Lo primordial es tomar conciencia de la ubicación exacta del periné y luego comenzar a trabajarlo para aprender a relajarlo previamente al parto y para fortalecerlo para prevenir molestias post parto.


* Imagen explicativa:

Bueno, ahora que ya sabemos un poquito más sobre el perineo, vayamos al kit de la cuestión, la episiotomía. Veamos qué es exactamente:

Seguramente a más de una mujer embarazada (como a mí) le han hablado de lo que es una episiotomía y nos hemos muerto de miedo…grrrrr!


Para las que no lo sepa todavía, una episiotomía viene a ser un corte quirúrgico que se realiza justo en la culminación del parto del bebé (para acelerar el periodo del  expulsivo), este corte se realiza en el área de la musculatura más fibrosa del periné (músculo que sujeta las vísceras, también conocido como suelo pélvico), está entre la vagina y el ano, para ampliar la apertura vaginal y que de ese modo el bebé nazca en menos tiempo y con mayor facilidad (por algún motivo de urgencia)


Los ginecólogos solían realizar episiotomías rutinariamente también para evitar desgarros en la vagina, particularmente durante el primer parto vaginal de la mamá pero con el paso del tiempo se ha comprobado que no tenía porque ser así… No siempre es necesario.
Eran muchos los expertos que creían que la incisión “limpia” de una episiotomía sanaba más fácilmente que un desgarro espontáneo. Sin embargo, una gran cantidad de estudios realizados en los últimos 20 años han refutado esta teoría, y la explicación es muy sencilla (según tengo entendido):

-“Cuando un músculo se desgarra o rompe siempre lo hace por aquellas fibras que son más débiles de tal modo que las fibras más sanas, duras y resistentes no se rompen, ¿eso que supone? 
Por lógica aplastante si el desgarro es natural salvamos aquellas fibras musculares más sanas (que una episiotomía cortaría) y por tanto la cicatrización de las fibras desgarradas se ayudarían del sostén que le aportan las fibras sanas y su reconstrucción/ recuperación/ cicatrización sería más rápida. 

Es por eso que ahora la mayoría de los expertos están de acuerdo en que este procedimiento no debería llevarse a cabo rutinariamente y deberían dar más tiempo a la futura mamá para que sus fibras musculares cedan (gracias a las hormonas que propias del parto que aportan flexibilidad natural a estos tejidos) por supuesto siempre y cuando el bebé que nace se encuentre en perfectas condicio es y no sufra peligro alguno.
Las investigaciones han demostrado también que las mujeres que sufren desgarros espontáneos generalmente (cada caso es particular) se recuperan en la misma cantidad de tiempo o incluso en menos tiempo y, a menudo, con menos complicaciones que aquellas a las que se les realizan episiotomías. 

Las mujeres a las que se les practica una episiotomía tienden a perder más sangre en el parto, tienen más dolores durante la recuperación y tienen que esperar más tiempo para tener relaciones sexuales sin molestias… conclusión… Si se puede y no hay pelogro… ¡No me corte Doctor! Deme tiempo:)

Además, las mujeres a las que se les practica una episiotomía tienen más posibilidades de sufrir desgarros graves en la zona del esfínter anal o, incluso, en el recto (conocidos como laceraciones de tercer o cuarto grado respectivamente) que aquellas que dan a luz sin que las corten (como quien da un corte a una tela y tira… Y esta se desgarra más aún). 

Estos desgarros graves tienen como consecuencia más dolor perineal después del nacimiento, requieren un período de cuidados delicados para su recuperación y es significativamente más largo y tienen más posibilidades de afectar la fortaleza de los músculos del suelo de la pelvis. 

Además, los desgarros del esfínter anal aumentan el riesgo de incontinencia anal (es decir, los problemas para controlar el movimiento de los intestinos o lo que es peor los gases).

¿Qué os recomiendo?

Particularmente yo os recomiendo que mantengáis una muy buena comunicación tanto con la matrona como con el ginecólogo que os atienda durante el parto. Sed claras, “no quiero que me cortes, prefiero desgarrarme de modo natural”.

De todos modos os voy a recomendar unas cositas más, algo muy novedoso de lo que me han hablado y en lo que yo, como futura mamá, ya me he puesto manos a la obra.

Un/a fisioterapeuta especializado en suelo pélvico:

Según mi fisiterapeota (y a modo particular ya que cada profesional trabaja con los plazos que ellos cen convenientes) a partir de la semana 28 puedes ponerte en contacto con una persona especialista que te enseñe a realizar un masaje dilatador del suelo pélvico, trabajos de relajación y a posteriori que nos evalúe y ayude a realizar una buena recuperación.

No quiero engañaros, al inicio de las sesiones no es agradable (menos si eres vergonzosa… Jajaja) pero luego te sueltas, pierdes el miedo y con confianza preguntas y aprendes muchísimo durante las sesiones que sirven para que, en un periodo de 2 meses, tu periné se vaya dilatando con el fin de que el día del parto tu bebé pueda salir con más facilidad y menos consecuencias.

Es recomendable realizar un masaje de suelo pélvico diario con un gel ginécológico de base acuosa y acudir a la fisioterapeuta semanalmente para que te realice una sesión y a medida que se acerca la fecha de parto 2. 
Si eres pudorosa no te preocupes… ¿quién no lo es? y… piensa que el día del parto vas a estar despatarrada y que es la función principal de tu chichi… aunque no te guste es lo que hay 🙁 además lo haces por tu bien y el de tu bebito (que es lo más importante).

Trabaja con el EPI NO:


Una vez alcanzas la semana 35 de tu embarazo puedes iniciar el trabajo con globo hinchable ayudado por tu especialista en suelo pélvico.

Este globito es un  novedoso artilugio llamado EPI NO, un aparato diseñado para trabajar muy bien la dilación para flexibilizar las fibras (con tiempo) con tu fisio que te ayuda, lo introduce en la vagina y tú misma lo hinchas controlando a través de una bomba (como la de los tensiómetros de mano), según la presión que alcances puedes comprobar los centímetros que has conseguido dilatar tu periné. Con trabajos de concienciación aprendes a relajarlos y aprendes pujos de diferentes tipos, más y menos efectivos y más o menos lesivos… Muy interesante
¡Es un invento brutaaaaaal! y me han hablado maravillas de él y lo he conprobado, evolucionas y mejoras sesión a sesión.

+ info sobre el EPI NO: 

Pues eso, que el/la fisioterapeuta no sólo te enseñará a flexibilizar la zona sinó que también te explicará técnicas de relajación de esta musculatura y técnicas de pujo (empujes para la expulsión del bebé) para que no acabes exhausta durante en periodo del expulsivo del parto.

Os dejo el contacto en Palma de una especialista en este terreno: 

Antonia Betoño (Fisioterapeuta) email: info@tomaconciencia.com

Y el enlace web: www.tomaconciencia.com 


Ya para concluir os recomiento dos tipos de ejercicios fundamentales para las futuras parturientas:


A-Los de Relajación del periné (ejercicios estilo yoga que favorecen la relajación del músculo durante las contracciones del parto y facilitan la apertura del canal del parto).

B- Los  de tonificación del periné o Kegel (para prevenir incontinencias urinarias y mejorar la cálidad de vida de la mamá durante el postparto.


Ejercicios de Kegel:
Los ejercicios de Kegel fueron creados con la intención de eliminar la incontinencia urinaria de la mujer tras el parto. El propósito de realizar los ejercicios es fortalecer los músculos de la zona pélvica y mejorar la función del esfínter uretral o rectal. 
El éxito de los ejercicios de Kegel depende de la práctica apropiada de la técnica y el cumplimiento del programa de ejercicios. Pueden ser realizados de diversas posturas, en forma progresiva. 

Yo te recomiendo que te informes muy bien de cómo se realizan, te recomiendo que los realices conscientemente, tranquilamente, diariamente y sin prisas. Ojos cerrados y apretando muy bien cada músculo, tomando conciencia de las diferentes partes que tiene tu periné, contayendo no sólo el esfínter urinario (externo y y profundo) sinó también el rectal (exterior y profundo). 

Una aplicación del móvil que va genial para trabajarlo es el:  

PFEI: “Ejercicios de Kegel

No sólo te crea sesiones de entrenamiento sinó que además te lo recuerda un par de veces al día.
Además te ayudan a tomar concinecia de donde y como trabajar al protagonista nº1 de este Post, sin duda, el Periné.

**Nota para concluir: os he hablado de mi experciencia y los consejos que a mi me han dado, por supuesto existen más métodos y diferentes profesionales del periné que igual trabajan con más o menos plazo de trabajo, en cualquier caso informaroa bien y asesoraros en varios lugares para que hagáis lo más conveniente y lo que creáis mejor para vosotras y vuestra situación:)

En fin queridas compatriotas del embarazo, espero que os haya podido dar información útil y que consiga salvar más de un periné.
No os ciñáis al típico protocolo de preparación propio de las clínicas… Id más allá, sed más modernas y más europeas, vale la pena seguro!

Ante cualquier duda que os pueda surgir podéis contactar conmigo vía email: maria_rossich@hotmail.com o siguiéndome por facebook.

Hasta la próxima 🙂

Maria Rossich Darder
WPt womanpersonaltrainers.blogspot.com


No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

EnglishSpanish