¿No mejoras? Descubre lo que es el principio de la Variabilidad

«¿Estás estancada en tus entrenamientos? ¿Crees que tu trabajo en el gimnasio no te está dando los resultados que necesitas? ¿Vas al gym y no mejoras tu silueta?
Hoy hablamos del principio básico de la variabilidad.»
 
 
No es de extrañar, a mucha gente le pasa, de hecho recibo emails a diario de mujeres que no entienden porque se están machacando en los gimnasios y no obtienen resultados.
 
Evidentemente cada caso es un mundo, es muy importante que cuides tu alimentación de manera sana, completa y equilibrada. Que no cenes tarde y elimines el consumo de alimentos ricos en carbohidratos (como la pasta, el pan, la patata, el arroz…) a partir de las 17’00 de la tarde. TOO MUCH ENERGY para esas horas tan tranquilas.
Además…Es verano, muchas estáis de vacaciones y los hábitos saludables también se han ido de vacaciones, jajaja y eso tampoco puede ser.
 
A tema… que me desvío.
 
Me parece que no le sonará a chino a nadie eso de ir al gym y no mejorar… ¿no es así?
 
Macharse no basta, eso está claro, las rutinas y el orden en los entrenamientos juegan un papel primordial amigas, que no se os olvide.
 
 
¡Ojo! La VARIABILIDAD es uno de los principios fundamentales de la teoría del entrenamiento deportivo. Os lo explico fácil:
 
Cuando entrenamos, lo que hacemos es exponer a nuestra musculatura a un esfuerzo. para realizar ese esfuerzo el cuerpo necesita:
 
1) Energía (por lo tanto quema)
 
2) Estar adaptado… Aquí es a lo que voy.
 
Cuando entrenamos, muchas veces tenemos agujetas. El motivo de esas agujetas no es otro que el hecho de que tu cuerpo no estaba preparado para dicha actividad… y lo has pillado por sorpresa. Pero el cuerpo humano es muy inteligente, mucho. Por lo que se adapta a ese ejercicio que has realizado para que la próxima ve lo pilles menos desprevenido.
Al siguiente entreno tienes menos agujetas, y al siguiente ni tienes… es lo que tiene una rutina monótona de entrenamientos… que tu cuerpo se adapta.
 
Cuando la rutina de entrenamiento es lineal, el umbral de entrenamiento se desciende, por lo que si entrenas un día más… te mantienes, pero ya no mejoras.
 
Has de ser inteligente o por lo menos más inteligente que tu cuerpo. Debes someterlo a un entrenamiento variado, así no le da tiempo a adaptarse y en consecuencia mejorarás.
 
¡No se si me he explicado!
 
 
El tema es que debes variar tus entrenamientos, y me dirás ¿cómo? Pues muy sencillo querida amiga, teniendo en cuenta alguna de estas cosas.
 
1) Carga
2) Frecuencia
3) Tipo de ejercicio
 
Carga: la carga la puedes variar trabajando mayor número de repeticiones cada ejercicio, aumentando la velocidad de ejecución (por ejemplo pasar de caminas a correr a ratitos), aumentar el tiempo de ejecución (variar la ruta y las inclinaciones de las calles por las que sales a correr…)
 
La Frecuencia: Pasar de 2 a 3 sesiones semanales, o de 3 a 4. 4 es lo ideal de la muerte.
 
Tipo de ejercicio: No acostumbres a tu cuerpo a hacer siempre lo mismo. Si siempre corres, puedes nadar, ir en bici, hacer triathlon, puedes hacer pesas, TRX, fitball, Paddle surf, piragua, patina, Bar Ballet, salto a la comba, peso libre… mil cosas. No permitas a tu cuerpo que se acomode.
 
 
 
¡No te vuelvas loca! no te obsesiones pe
ro eso sí, cambia algo, o carga, o frecuencia o tipo de actividad… porque si no mejoras es porque algo de lo que te he explicado lo haces mal.
 
 
Cuídate my friend.
 
«Nota: La semana que viene Entrevistamos a una experta en alimentación que nos dará sabios consejos para estar felices, sanas y guapas gracias a los alimentos que ingerimos. ¡No te lo pierdas!
 
Maria Rossich
Woman Personal trainers
 
 
 
 
 
 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.