Perder peso de manera sostenida

Hablamos de cómo evitar el efecto «rebote» a la hora de perder peso.

Hola a todas y  ¡Feliz año nuevo!

Una vez más, año nuevo, vida nueva. Parece que la interminable lista de nuevos y buenos propósitos empieza por apuntarse al gimnasio y hacer algo de dieta con el fin de quemar una serie de calorías que hemos ido acumulando gracias al rosconcito, el turroncito y las cositas.

Las noches de cena y las interminables sobremesas de la comida parecen haber llegado a su fin y definitivamente queremos empezar el año con buen pie, pero, como hacerlo sin dar palos de ciego… porque, no es por meter el dedo en la llaga pero cada añito que pasa pesa más y… definitivamente sabemos que, en muchas ocasiones, los kilos tal cuál se van regresan meses después.

Para  lograr que la pérdida de peso sea continuada y efectiva hemos de evitar cometer dos grandes errores.

Por norma general, la gente o se pone a hacer ejercicio, o se pone a hacer dieta.

No os engañéis, vuestro organismo debe flipar en colores y pensar…

 

– «¿Pero que le pasa a esta loca que un día me ceba y otro me da un caldito de verduras…?»

 

Bueno eso cuando no nos damos de alta en el gym y al día siguiente nos queremos morir gracias a las dolorosísimas agujetas….

Entendamos que el organismo agradece las rutinas, y claro, cuando de un día para el otro hacemos un cambio tan drástico eso no le viene nada bien.

 

¿Qué es mejor, La dieta y El gym? «La Gran Batalla»

La finalidad de esta pregunta no es otra que conseguir perder peso de manera sostenida evitando así el dichoso efecto rebote.

Cuando pasamos a hacer una dieta muy baja en calorías lo que ocurre es que no somos capaces de mantenerla en el tiempo. Es lógico, las calorías nos aportan energía y sin ellas nos vamos hasta a encontrar mal.

Como no hay necesidad de encontrarse mal yo te propongo que a «tu dieta» la cambies por tu «comer bien».

Es evidente que para conseguir perder peso necesitamos tiempo y para perdurar en el tiempo la alimentación nos tiene que aportar lo que necesitamos.

 
 
 

¿Qué puedo comer y qué no? 

Vamos a ver, de verdad… a estas alturas ¿todavía no sabes lo que debes o no debes comer para no engordar? Sabes tan bien como yo que si eliminas los productos ricos en azúcares procesados, las bebidas procesadas y los alimentos preconizados vas a ir en la dirección adecuada.

No hagas caso de las etiquetas light y sí de las que pongan bio, eco y da la bienvenida a los productos fresco y platos cocinados en casa:)

En definitiva es mejor comer bien que hacer dieta.

 
 
 

¿Y qué hay del ejercicio?

La OMS recomienda una media de 3-4 días de ejercicio semanas de media intensidad unos 30′-40′ minutos por sesión y, obviamente, me parece corrientísimo.

Activarse 30 minutos al día, dependiendo de la intensidad a la que realicemos los ejercicios nos va a hacer quemar entre 100 y 400 calorías… pero

¡No contemos calorías!

Si sólo hacemos actividad física es probable que bajemos de peso, pero si seguimos comiendo como deportas aumentaremos de volumen… o sino ¿Por qué hay gente que entrena y sigue en sobrepeso?

El ejercicio no tiene porqué estar relacionado directamente con la pérdida de peso.

 
 

¿Entonces?

Entonces lo ideal es COMBINAR, combinar una buena alimentación, rica en productos variados, naturales y frescos lejana a los alimentos «basura» y hacer ejercicio 3-4 veces por semana será la mejor manera de afianzar que los kilos que nos vayamos quitando no vuelvan a nuestros mi chelines, tirita o cadera.

Os animo a combinar yyyyyy, si estáis muy muy perdidas, os recomiendo el PACK de la Dieta y el reto 12 semanas, que es progresivo, divertido y efectivo para perder peso y cuidar vuestra salud.

¡Además este mes está rebajado!

Nota final: Quiero que sepáis una cosa, un detalle importante, el consejo que os voy a dar es «EL CONSEJO». 

Hasta la semana que viene retacas 😉

 
Maria Rossich Darder

233 Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

EnglishSpanish